Todo lo que debes saber sobre las notificaciones push

La mejor forma de fidelizar a un cliente por parte de una empresa u organización es a través de una comunicación continua que haga sentir al cliente que forma parte del proyecto. En un reciente estudio publicado por la consultora Weber Shandwick señalan que uno de los retos de las empresas para la «nueva normalidad» post-coronavirus es el crear una tribu en torno a la marca. Uno de los factores que señalan para conseguirlo es la instantaneidad de la comunicación empresarial.

Por ello, hoy quiero explicar qué son las notificaciones push y porqué, si no las utilizas ya, deberías hacerlo. Vamos allá.

¿Qué son las notificaciones push?

Una notificación push es un aviso que se emite desde una web o una aplicación y aparece en la pantalla del dispositivo que haya suscrito el receptor. Aunque la gran mayoría de personas tienen suscritas estas notificaciones en los teléfonos móviles inteligentes, también funcionan con ordenadores de sobremesa, portátiles o tabletas digitales.

Por supuesto, la variedad de estas notificaciones es tan amplia como la creatividad de los responsables de marketing de las empresas. Un periódico, por ejemplo, las utiliza para dar a conocer la última hora informativa. Una tienda online, para dar a conocer su último producto y tentar al cliente con ofertas flash.

No estoy hablando de algo ajeno a nuestra vida cotidiana. Una notificación push es el aviso que sale en la pantalla del móvil cuando llega un mensaje de WhatsApp o un correo electrónico. Dependiendo de cómo lo hayamos configurado, emitirá un sonido, una vibración, las dos cosas juntas o ninguna.

¿Cómo funcionan las notificaciones push?

Lo innovador de este tipo de notificaciones es que permite a las empresas y organizaciones lanzarlas desde una página web. Es decir, cada vez que se actualice una información o se suba un producto, por ejemplo, se emitirá una alerta en todos los dispositivos suscritos. Ya no hace falta que el cliente entre per se en la página web para ver los cambios o las novedadas, sino que es la propia empresa la que emite el aviso. Con un click, el cliente ya está en la página web y conoce la nueva información.

Ventajas de las notificaciones push

La principal ventaja de las notificaciones push es la facilidad con la que las empresas pueden comunicarse con sus clientes. Y, además, gratuitamente. Hasta ahora, lo más parecido que existía eran las campañas de mensajes de texto (SMS) y, algunas empresas requerían estar suscrito al servicio por un precio determinado. Eso conllevaba que, si el cliente no recibía información de su agrado, estuviera pagando por una información que no le sirve de nada. Pero ahora, ya no.

Otra ventaja es la que señalaba antes: la posibilidad de personalización. La notificación puede contener texto, imágenes, mapas, vídeos… El único límite es el límite de la propia creatividad.

Y la ventaja más importante: es cero invasivo porque es el cliente quién decide si se suscribe o no y cuándo se da de baja o las silencia (lo segundo es, sin duda mejor).