Cómo mejorar la tasa de apertura del email marketing

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El envío masivo de publicidad a través de correos electrónicos automatizados -que se conoce como email marketing- es una de las mejores herramientas actuales para fidelidad clientes y crear embudos de venta optimizados, lo que permite ahorrar costes en cuanto a publicidad y no desperdiciar impactos que no generan retorno alguno a la empresa.

Unido a esto, uno de los datos que más importa a los responsables de estas campañas es ¿cuánta gente ha leído el email que se ha enviado? Es lo que se llama tasa de apertura. Nos permite conocer cuánta gente ha leído nuestro mensaje. Además, muchas de las plataformas de email marketing también completan este dato con otros paralelos como qué porcentaje de personas han hecho algún click en el email y dónde lo han hecho o cuantas veces ha abierto una persona el correo electrónico.

Existen numerosos factores que influyen en la tasa de apertura. No todos se pueden controlar, aunque sí podemos reducirlos para lograr que influyan lo menos posible en nuestra campaña de email marketing.

La mejor hora para enviar nuestra campaña de email marketing

Es una de las preguntas que todos los responsables se hacen. ¿A qué hora la enviamos? Como en la mayoría de ocasiones en el mundo del marketing y la comunicación, la respuesta es ‘depende’. ¿Es una campaña urgente? ¿El tema sobre el que trata la campaña gira en torno a un suceso de actualidad? El abanico de posibilidades es tan amplio que requiere una respuesta personalizada.

Si es una campaña orientada a rebajas en el sector comercial, la mayor parte de las empresas optan por enviara de madrugada, antes de que el grueso de la población inicie el día. Así, cuando miren el móvil por primera vez, verán que han recibido un mensaje y no llegará mientras se están haciendo otras cosas. Este ejemplo que he puesto es muy visual. Y nos da un detalle de lo que será el próximo paso.

Crear un mensaje adaptado al móvil. Siempre.

Diseñar o configurar un email que no cargue bien en pantallas móviles es una pérdida de tiempo y un auténtico desperdicio de recursos empresariales. Esto no sólo engloba al diseño gráfico del correo electrónico, sino también a todos los elementos -imágenes, videos, animaciones, etc.- que tendrán que cargar en la pantalla del móvil del cliente. Optimizar los formatos de los elementos y reducir su tamaño hará que el cliente tenga que esperar menos tiempo para ver qué es lo que le depara nuestro mensaje.

Si nuestro correo electrónico no carga rápido o tiene problemas de configuración y el usuario tiene que ampliar o reducir la pantalla, crecen las posibilidades de que ese mensaje acabe en la papelera. Amén de si no decide darse de baja de nuestra lista de distribución. De ser así, hemos perdido un cliente potencial por un error que se podría haber evitado.

Los mejores asuntos para email marketing

El asunto es lo primero que leerá nuestro cliente. En él debemos resumir todo lo que hay dentro del correo electrónico pero, a la vez, darle un gancho para que abra nuestro correo electrónico de entre todos los que le llegan. En un día se envían 256.000.000.000 de correos electrónicos. ¿Por qué tienen que abrir el tuyo?

Una de las prácticas que se recomiendan es incluir elementos atractivos para la persona, como emojis o incluir el nombre del receptor del correo electrónico. Si nuestra opción es la primera, tenemos que tener en cuenta que no todos los gestores de correo electrónico son capaces de leer e interpretar los emojis. Puede ser que la persona vea caracteres como #? o que aparezca un cuadrado con una equis.

No te decepciones con el email marketing

Aunque se debe aspirar a una tasa de apertura del 100%, la realidad es que es casi imposible conseguirlo. Si se consigue es que nuestra lista de correo es muy pequeña y debemos aspirar a aumentarla considerablemente.

En verdad, la tasa se apertura media de las campañas de email marketing no llega al 22%. Los ratios son mayores en el mundo de la administración pública y el gobierno. Llegan a rozar el 29% de apertura, seguidos de los que están relacionados con los pasatiempos y, en tercer lugar, los que tienen que ver con la religión.

Aumentar esta tasa posible si contamos con varias listas de correos electrónicos diferenciadas por temas de interés, estrato social o, simplemente, por sus datos demográficos. Además de incrementar esta tasa, conseguiremos evitar que llegue contenido de un público a otro. Por ejemplo, que lleguen ofertas de ropa de mujer a la bandeja de correo de un hombre, o viceversa. Lo principal que ahorraremos aquí son costes, ya que la mayoría de plataformas cobran por el número de envíos realizados.