Acerca de mí

¡Hola! Me llamo Álvaro Blanco y desde hace más de cinco años, ayudo profesionalmente a empresas, organizaciones e, incluso, a formaciones políticas a mejorar sus estrategias de marketing digital y comunicación para proyectar la imagen que realmente quieren tener en internet.

Digo profesionalmente porque hice mi primera página web en 2009. Trataba sobre un pequeño pueblo de la sierra de Burgos y, aunque ya no está online, la tengo guardada y navego por ella de vez en cuando.

Dos años después, en 2011, había mejorado bastante. Se empezaban a construir páginas responsive que se adaptaban a los teléfonos móviles. Pasé de trabajar con Joomla a hacerlo con WordPress y construí mi primera web con este sistema. Fue para una campaña política.

Era 2011 y empecé a estudiar Ciencia Política y Administración Pública en la Universidad de Salamanca. Me intenté engañar diciéndome que iba a dedicar el 100% de mi tiempo a estudiar, pero obviamente no fue así. Un año más tarde, salió a la luz una iniciativa que creamos un grupo de amigos de clase. Los Congresos de Organizaciones Democráticas se celebraron de 2012 a 2016 y en total participaron cerca de mil personas entre representantes de partidos políticos, académicos y ciudadanos.

Una vez acabada la carrera, con beca en la Universidad de Valencia incluida, me mudé a Madrid. Aquí me especialicé en marketing y comunicación a través de dos titulaciones de máster: Máster en Comunicación Política e Institucional por el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y Máster en Marketing, Consultoría y Comunicación Política.

En 2016, entré a formar parte del equipo de la Organización Iberoamericana de Juventud justo en la etapa en que se transformaba en el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica. Primeramente en el Departamento de Planificación y Seguimiento de las actividades y programas de cooperación que se realizaban en los 22 países miembros de la organización. Más tarde, desde el Departamento de Comunicación, en donde maqueté los documentos de la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado. (Sí, la del «Por qué no te callas del Rey).

Un año más tarde, fui seleccionado para formar parte del Comité de Asesores y Consultores de la Asociación de Comunicación Política junto a grandes profesionales de la consultoría política como Verónica Fumanal, Rafa Laza, Santos Ortega o María Becerril. Y fue curioso porque a la vez me llamaron de una empresa y de un partido político y dije que sí a las dos ofertas. Redactaba comunicados y notas de prensa entre estrategias de social media. Y sí, dormía poco.

Tras ello entré como especialista en marketing en una empresa especializada en el sector del lujo. Un hombre orquesta dedicado a las redes sociales, la creación de contenido, el desarrollo y optimización web y, de vez en cuando, hasta tengo vida social.

Me gusta la botánica (mis plantas no opinarían lo mismo), ver cómo fabrican aviones (este documental es muy bueno) y conocer los pueblos de la zona media de Portugal. Trabajo con música y leo libros en el cercanías.

A día de hoy, soy una lucha constante entre dos mundos: el marketing y la política. He avanzado algo, porque antes eran tres, pero lo de buscar momias por algún país de Oriente Medio supe que no era lo mío cuando vi el temario de mi primer año de Historia.