1. Aproveche 2017 para conocer a su electorado. Descubra cuáles son sus inquietudes y sus problemas. Dedicar tiempo a resolverlos hace que vuelvan a apostar por usted dentro de poco tiempo y hace que su mensaje esté en la calle. No hay mejor embajador que un ciudadano convencido de sus políticas.

2. No piense que falta mucho para las elecciones, se ganan ahora. Cuando llegue la campaña electoral la mayoría de los ciudadanos ya sabrán a qué candidato van a votar. No lo deje para el final, las inauguraciones, proyectos y demás estrategias para ganar votos en el último momento cada vez funciona menos. Esté en campaña permanentemente.

3. Explique lo que está haciendo. Desde donde venía y a dónde quiere llegar. Haga que los ciudadanos participen en política. Introduzca modificaciones y adaptaciones a sus políticas, y póngales rostro. Si los ciudadanos no perciben sus políticas, no son reales para ellos, téngalo muy presente.

4. Comunique. Y hágalo bien. No dé ruedas de prensa repletas de números o cifras ininteligibles. Aproveche que tiene a los medios de comunicación en una sala con usted para difundir su relato de ciudad. Presentación, nudo y desenlace. Si la historia atrae, tiene muchas posibilidades de acabar el 2017 mejor de como lo empezó.

5. Esté ahí. Con todos los ciudadanos. Y para ello, la presencia en las calles debe complementarse con la presencia en internet. Deje que los ciudadanos le escriban. Son el mejor sondeo electoral y una herramienta muy útil para verificar que sus políticas tienen resultados. Si usted piensa que las nuevas tecnologías no tienen importancia, le aconsejo que abandone la política.